Más con Igualdad

PLAN DE IGUALDAD M.C.I.

El presente Plan de Igualdad se fundamenta por un lado en la legislación vigente y, por otro, en el Carácter Propio del Centro Santa Mª de los Apóstoles de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

Tal y como viene recogido en el citado documento:

  • TODAS LAS PERSONAS TIENEN DERECHO a una educación adecuada EN IGUALDAD DE OPORTUNIDADES respecto a todos los niveles educativos, según la capacidad de cada cual.
  • Es un Centro Educativo que busca fundamentalmente una FORMACIÓN INTEGRAL de Calidad, ofrece a la sociedad una clara inspiración cristiana, en su acción educadora y un modelo de EDUCACIÓN LIBERADORA y humana, con el fin de ayudar a FORMAR PERSONAS que constituyan una sociedad más justa, pacífica y solidaria.
  • Opta por ser un Centro abierto a todas las clases sociales, SIN DISCRIMINACIÓN ALGUNA, preferentemente a los más necesitados. Transmitimos conocimientos y posibilitamos actitudes que generen acciones para la transformación del mundo.
  • Quiere conseguir HOMBRES Y MUJERES FORMADOS tecnológicamente para el mundo laboral.

En base a esto, proponemos un Plan de Igualdad asentado en tres principios básicos:

  1. PREVENCIÓN. Una adecuada formación en la competencia emocional es clave como factor prioritario preventivo. Pensamos que es más fácil “prevenir que curar” y que nuestra respuesta educativa desde darse en primer lugar desde la prevención de la violencia de género.
  2. CONCIENCIACIÓN. La promoción y concienciación del papel de la mujer a lo largo de la historia, conociendo y valorando sus aportaciones a la sociedad. Según el carácter propio de nuestro centro escolar, constituye uno de sus pilares básicos de actuación, promoviéndose en todo momento un trato igualitario entre toda la Comunidad Educativa y arbitrándose medios para hacer visible la presencia femenina en nuestro centro escolar.
  3. SENSIBILIZACIÓN ANTE LA VIOLENCIA DE GÉNERO. Lacra mundial e histórica que pesa sobre la figura femenina y tenemos que erradicar mediante la formación adecuada de las nuevas generaciones.

Compartimos la consideración de que la educación es el medio más válido para luchar contra cualquier tipo de violencia y que para conseguir los objetivos es necesario, por tanto, la formación y sensibilización de toda la población, pero fundamentalmente del alumnado que desde edades tempranas debe ser educado en igualdad para conocer y respetar los derechos humanos y rechazar cualquier tipo de discriminación, en especial aquella por razón de género.

Pretendemos:

  1. Desarrollar una adecuada COMPETENCIA SOCIOEMOCIONAL, cimiento de una personalidad equilibrada, libre en sus decisiones y apta para asumir y responder a los retos de la compleja sociedad actual, posibilitando una actuación preventiva de comportamientos conflictivos y violentos.
  2. Potenciar desde el centro educativo las RELACIONES DE IGUALDAD basadas en el respeto a los derechos humanos y en las responsabilidades que esos derechos conllevan en las sociedades democráticas, sin discriminación alguna por causa de género.
  3. Posibilitar actuaciones de SENSIBILIZACIÓN Y VISIBILIZACIÓN del papel de la mujer en la dinámica habitual del centro.
  4. SENSIBILIZAR Y PREVENIR A LA COMUNIDAD EDUCATIVA SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO, sus características y su continua amenaza en nuestra sociedad.