Escuela de verano

Compromiso y esfuerzo conjunto

La clave para obtener buenos resultados a largo plazo en esta andadura que comenzamos, es la contribución y apoyo permanente de todos los que, de alguna manera, estamos implicados en esta tarea de “Iniciación hacia el bilingüismo”. El esfuerzo que supone la puesta en marcha de ese proyecto afecta tanto a la Dirección del Centro, al propio profesorado, al alumnado como a ustedes en su función de padres.

Es imprescindible y muy necesaria su colaboración. Su papel principal es dar continuidad a este uso de la lengua fuera del contexto escolar. Aquí es dónde ustedes juegan un papel importante en este nuevo camino. Su implicación es determinante para conducir a sus hijos hacia donde queremos, el mayor “dominio” posible de la lengua inglesa cuando hayan pasado un mínimo de seis años. Deben tener siempre presente que el estrés y los atracones no benefician nada. El apoyo debe ser más que mucho un día, una gota cada día. No les parezca muy poco que aprendan una palabra, o dedicar diez minutos, ya que, lo que cuenta es lo que sean capaces de acumular día a día a lo largo de los años.

El cansancio es mal aliado tanto para ustedes como para sus hijos a la hora de realizar esta tarea de refuerzo. Procuren dedicar esos minutos cuando estén relajados y no por obligación a toda costa. La jornada escolar es larga; quizás el momento más propicio sea el fin de semana o los momentos entre semana en los que los niños y ustedes estén más serenos. No es imprescindible que sepan ustedes inglés para poner a sus hijos en el camino adecuado. Hoy en día disponemos de muchos recursos, como las páginas especializadas existentes en internet, que facilitan enormemente la labor de exponer a sus hijos al idioma extranjero en cuestión.